Contextualización numérica

Estas actividades contribuyen a desenvolver el esfuerzo de análisis y escucha. Hablamos de la denominada «contextualización de expresiones numéricas». Consideramos, a priori, que es un ejercicio extremadamente complejo, ya que, en una interpretación, es complicado reproducir de forma exacta datos como fechas, porcentajes, medidas y otras expresiones numéricas. Este tipo de términos son unívocos; por lo tanto, no admiten en ningún caso sinonimia o reestructuración. Por la dificultad que supone memorizarlos, el intérprete debe reproducirlos inmediatamente o apuntarlos en cuanto aparezcan en el discurso.

Con todo, cuando esto no es posible, el único medio al que podemos recurrir es a una contextualización de la expresión numérica, es decir, la sustitución de la cifra por una reformulación que represente correctamente su magnitud y relevancia, pero que podamos recordar con más facilidad para seguir interpretando con la mayor fluidez y rapidez posible. Por ejemplo, en el caso de cifras como 7 852 258, diríamos «casi ocho millones»; para fechas como 1789, simplificaríamos con «en el siglo XVIII».

Ejercicio 1. Clic aquí para descargar. [ES]

Ejercicio 2. Clic aquí aquí para descargar. [ES]

Ejercicio 3. Click aquí para descargar. [EN]

Ejercicio 4. Clic here para descargar. [EN]