Definición

(c) taliesin

En esta sección haremos un recorrido por alguna de las definiciones más significativas de la interpretación para mostrar cómo dicho concepto ha ido evolucionando a lo largo de la historia hasta convertirse en un concepto amplio que incluye cuestiones tales como: transferencia cultural, implicaciones pragmáticas, funcionalidad e incluso independencia del texto término como producto válido en sí mismo (Alonso 1998: 15).

Entre los primeros estudios de interpretación como disciplina se encuentra The Interpreter´s Handbook: How to become a conference interpreter de Jean Herbert (1952), el cual incluye una serie de criterios sobre interpretación muy cercanos a los manejados hoy en día. Él definió esta disciplina como:

The mission of the interpreter is to help individuals and communities to acquire a fuller knowledge and a deeper understanding of one another, and, what is still more important, a greater respect for one another. Also to come to an agreement if they should want to do so. […] The conference interpreter is an assistant whose intelligent contribution is an indispensable factor in any international gathering (1952: 3).

Con esta definición Herbert se aparta de la idea tradicionalmente mantenida de que el intérprete es una especie de máquina encargada de buscar automática y rápidamente equivalencias en una lengua a las palabras emitidas en otra lengua distinta.

Siguiendo en la línea de la definición de la interpretación, Christiane Nord aporta dos elementos esenciales: el de comunicación o transferencia intercultural por una parte, y el de la co-presencia de autor-intérprete-receptor en la situación comunicativa por la otra. En este sentido, la autora afirma:

Interpreting is a special form of translation, because the situation requires the presence of the ST recipient (ST-R) as well as the translator and the TT recipient (TT-R). Since interpreting is a form of face-to-face communication, both the sender and the recipient are present -as is shown in the usual models of communication- together with the translator in the role of TT producer. All the participants communicate in the same place at the same time using the same medium, and the function of the text is the same for all of them except the translator. However, what is different is the cultural background of the ST-S and the ST-R on the one hand, and the TT-R, on the other (1991: 6).

Por su parte, Daniel Gile presenta además una definición del perfil práctico y profesional de la disciplina, entendida como una actividad al servicio de la comunicación:

 […] Interpretation differs from translation in that the Sender (the speaker) generally speaks either to the target-language listeners only, […] or to both source-language listeners and target-language listeners. It should be noted that in interpreting, unlike translation, all parties concerned are aware of the communication situation, including possible difficulties associated with the interlingual and sometimes intercultural transfer (1995:21-24).

Estas palabras de Gile resaltan elementos primordiales para comprender qué es la interpretación desde la realidad del acto interpretativo que comprende factores tan importantes como: la función comunicativa, el servicio de comunicación, los entornos de trabajo, los receptores del servicio, los aspectos económicos, las conductas profesionales y éticas, etc. El autor entiende, pues, la traducción y la interpretación como un servicio que se presta a alguien y cuyo éxito dependerá de muchos factores, entre ellos, los anteriormente expuestos.

Por último, destacaremos la definición de Adolfo Gentile que también retoma la idea de servicio, e incluye, de manera explícita, la mención al contexto situacional y temporal, así como a la dimensión semántica, semiótica y pragmática del intercambio comunicativo:

The essence of interpreting skills is to receive a message which is not formulated for the interpreter and to deliver that message in a form and a character indistinguishable from the original. The message includes all the elements which constitute the act of communication (comprising semantic, pragmatic and semiotic dimensions) in a particular temporal and situational context. The skills of an interpreter therefore extend beyond the linguistic and include the capacity to internalize and transmit the many nuances of a particular situation (1996:39).

Todas estas definiciones, y muchas otras, pueden ayudarnos a entender un poco mejor qué es la interpretación y, según Alonso, uniendo los diferentes elementos señalados por los autores anteriormente mencionados, podemos llegar a una definición global:

La interpretación es una actividad profesional remunerada -y sujeta, por tanto, a unas normas de comportamiento profesional- consistente en la transferencia de un mensaje de una LO a una LT para un público determinado, en un contexto y situación también específicos, buscando una correspondencia pragmática, semiótica y semántica del mensaje, mediante la comprensión de todos los elementos que lo integran para alcanzar así el objetivo de una comunicación intercultural plena entre individuos de distintas lenguas haciendo uso de las explicaciones necesarias para que esa comunicación sea efectiva (1998: 20).

Como quiera que la traducción y la interpretación son actividades íntimamente ligadas al proceso de la comunicación, el cual está sufriendo enormes cambios en los últimos años dado el avance de las técnicas de comunicación, es posible que sea necesario, más pronto que tarde, aportar nuevos elementos a los ya incorporados al concepto de traducción e interpretación. Nos estamos refiriendo, por supuesto, al avance de las nuevas tecnologías, que están transformando el panorama de la comunicación y, por ende, el de la traducción y la interpretación, como es el caso de la interpretación remota que ya no requiere la copresencialidad autor-intérprete-receptor.

(c) matsukawa1971