Clozing

Entre los numerosos esfuerzos que debemos entrenar para llegar a interpretar con éxito es el de anticipación de la información. Con este fin, resulta útil la realización de ejercicios de clozing, que consisten en rellenar espacios vacíos en un texto del que se han quitado palabras, recurriendo a nuestros conocimientos previos y con ayuda del contexto. Nuestro ritmo de habla deberá ser fluido, de forma que la persona que nos esté escuchando no perciba que nos encontramos ante un texto con lagunas; no obstante, somos conscientes de que, aunque tengamos una gran capacidad de anticipación, difícilmente podremos cubrir todos los espacios a una velocidad normal de producción. Como se puede apreciar, esta actividad no solo contribuye a mejorar la capacidad de deducción y anticipación, sino que también incide en el esfuerzo de análisis y en el de expresión.

Clozing en español, ejercicio 1. Clic aquí para descargar.

Solución al ejercicio número 1.

Clozing en español, ejercicio 2. Clic aquí para descargar.

Solución al ejercicio número 2.

Clozing en español, ejercicio 3. Clic aquí para descargar.

Solución al ejercicio número 3.

Clozing en español, ejercicio 4. Clic aquí para descargar.

Solución al ejercicio número 4.

Clozing en inglés, ejercicio 1. Clic aquí para descargar.

Solución al ejercicio número 1.

Clozing en inglés, ejercicio 2. Clic aquí para descargar.

Solución al ejercicio número 2.

Clozing en inglés, ejercicio 3. Clic aquí para descargar.

Solución al ejercicio número 3.

Clozing en inglés, ejercicio 4. Clic aquí para descargar.

Solución al ejercicio número 4.

Clozing en inglés, ejercicio 5. Clic aquí para descargar.

Solución al ejercicio número 5.

Entre os numerosos esforzos que debemos adestrar atópase o de anticipación da información, un dos máis importantes para quen se encargue de interpretar. Con este fin, resulta útil a realización de exercicios de clozing, que consisten en encher espazos baleiros nun texto do que se quitaron palabras, recorrendo aos nosos coñecementos previos e con axuda do contexto. O noso ritmo de fala deberá ser fluído, de xeito que a persoa que nos estea a escoitar non perciba que nos atopamos ante un texto con lagoas; non obstante, somos conscientes de que, aínda que teñamos unha gran capacidade de anticipación, dificilmente poderemos cubrir todos os espazos a unha velocidade normal de produción. Como se pode apreciar, esta actividade non só contribúe a mellorar a capacidade de dedución e anticipación, senón que tamén incide no esforzo de análise e no de expresión.

Consultar os exercicios en castelán.